El sistema de frenado de un vehículo es uno de los más importantes para la protección del conductor y los pasajeros, razón por la que es indispensable conocer cómo funciona y las partes de lo integran.

La misión de los frenos es detener el coche siempre que sea necesario y para ello, echa mano de diversos componentes cuya misión es disminuir o anular progresivamente la velocidad del vehículo o mantenerlo inmovilizado. Algunos de ellos son: pedal de freno, servofreno, bomba de frenos, pinza de freno, zaparas, tambores, discos y cables de freno.

El movimiento de un vehículo se obtiene por medio de las ruedas por lo que, para detenerlo, el conductor pisa el pedal del freno, generando en la bomba una presión del líquido hidráulico que actúa sobre las pinzas de freno. A su vez, éstas se encargan de aproximar las pastillas a los discos o las zapatas al tambor, logrando disminuir la velocidad del vehículo, llegando, incluso, a detenerlo completamente. Durante este proceso, la energía cinética del vehículo se convierte en energía calorífica.

¿Quieres cuidar tu sistema de frenos o tu auto en general? No dudes en traerlo al taller de Frenos y Clutch Casa Blanca.

Con información de Autofácil y Mitsubishi Motors.